Toldo de brazos extensibles con cofre Iris

Toldo de brazos extensibles con cofre Iris

 

 

Toldo extensible de cofre.

 

Especialmente diseñado para ventanas sin balcón, aunque puede ser aplicado en otras estructuras igualmente.

 

El toldo de estructura elegante.

 

El toldo extensible con cofre Iris tiene un sistema cofre que guarda el toldo en su interior y protege tanto la lona como el mecanismo de los agentes atmosféricos.

 

Se trata de un cofre de solo dos perfiles que se cortan a la misma longitud. Permite sujeción frontal y a techo.

 

Puede ser accionado de forma manual, motorizada o automatizada.

 

Descripción del sistema
El nuevo diseño del toldo extensible con cofre Iris da un paso más allá y consigue unas formas y líneas avanzadas a su tiempo. Con un perfil aerodinámico de líneas suaves, rompe con la clásica estructura de los mecanismos para toldos y se presenta como un modelo ligero, fácil de instalar y de gran belleza.

 

Incorpora el nuevo brazo articulado SMART.

 

Gracias a esta autoprotección, el mantenimiento se convierte e innecesario y se aumenta considerablemente la vida del toldo.

 

El funcionamiento básico de Iris parte del sistema cofre, una solución técnica que protege el toldo cuando está recogido, manteniendo a salvo de los agentes atmosféricos tanto a la lona como al mecanismo del toldo.

 

El toldo extensible con cofre Iris, por su particular estructura, permite una fácil instalación a la vez que dos tipos diferentes de sujeción: frontal y a techo.

 

Recomendado hasta 4,00 metros de línea x 2,50 metros de salida o 5,00 m de línea por 2,00 m de salida con homologación Clase II en la Norma EN 13561.

 

El Iris está especialmente preparado para incorporar a su estructura brazos invisibles. Con estos brazos se consigue una mejor transmisión gracias a su sistema de tensión interna que proporciona más fuerza y resistencia, alargando la vida del equipo unas 10 veces.

 

En definitiva, el sistema presenta idénticas características a las del modelo Caribe con el añadido de la autoprotección del cofre.