Pérgolas

Pérgolas

Las pérgolas son elementos decorativos en forma de arcos de madera o metal que se suelen utilizar para dividir el jardín en zonas. En ocasiones, las pérgolas permiten también crear divisiones con respecto a la piscina o simplemente crear porches o dejar un camino cubierto.

 

Una intención añadida a la hora de adquirir una pérgola es que pueden servir de soporte a plantas trepadoras y enredaderas.

 

Si se quiere emplazar la pérgola para que proporcione sombra se debe colocar en un lugar con orientación sur y sobre todo soleado a lo largo de las tardes veraniegas.

 

Tipos de pérgolas:

En función del tipo de pérgola se encuentran muchos y muy variados tipos de referencias. Existen, por ejemplo, pérgolas irregulares que amplían visualmente el patio si se sitúan cerca de la casa. Pero destacan principalmente dos tipos de pérgolas: la pérgola al aire y la pérgola adosada.

 

• La pérgola al aire puede realizarse en varios acabados de madera, que proporcionan diferentes contrastes con los colores del toldo. En este tipo de pérgola se pueden instalar toldos acrílicos.

El acabado de las vigas también es una opción de entre las que podemos elegir, pudiendo ser paloma tradicional, aunque existen muchos tipos de acabados.

 

Las pérgola adosadas pueden realizarse en varios tipos de maderas (laminadas de pino, maderas que pueden ser tratadas en autoclave u otros tratamientos). A este tipo de pérgola también se le pueden instalar diversos tipos de toldos como el Soltis, sobre el que existen varios tipos de telas y colores.